Category: Los Once Pasos

La TabernaLos Once PasosLos Once PasosSecciones

Los Once Pasos (…ni uno más) – Competir

Los Once Pasos (…ni uno más)

Competir

“La Realidad no puede competir con la imaginación.”

Proverbio Japonés.

Acabo de ver los cuatro juegos de ida de los cuartos de final de Liguilla del Clausura 2016 Liga MX. Los mejores equipos de México compitiendo por demostrar quien es el mejor del deporte más seguido en el país.

Y me pongo a pensar: ¿Realmente están compitiendo?

Entiendo que “competir” se refiere al combate entre dos o más partes por llegar a conseguir un fin, un premio, un trofeo. Al vencedor de ese combate se le denominará ganador, campeón.

Esto es fácil de leer y fácil de comprender, pero nuevamente me vuelvo a preguntar: ¿realmente están compitiendo?

Monterrey destrozó a Tigres, pero eso no fue un combate entre dos partes. Me queda claro que Tigres fue derrotado por su propia estrategia y Monterrey sólo aprovecho las fallas de su rival.

En los otros tres juegos tampoco considero que hubo un combate, una competencia. Desde mi particular punto de vista, cuando un juego termina en empate se pierde cierta esencia del deporte al no cumplirse aquella máxima del Citius, Altius, Fortius.

Nuevamente ronda en mi mente la misma pregunta, hago una pausa y pienso: ¿dónde he visto una competencia verdadera?

Cuando era niño, mi mamá me obligaba a sacar las mejores calificaciones para aparecer en el cuadro de honor. ¿Es acaso la escuela una competencia? Pues no lo creo, y en cierta forma, afortunadamente al tener compañeros más “burros” que yo, esos no eran rivales para mí.

Ahora que trabajo me cuestiono: ¿Es acaso mi oficina una competencia? Y pues la respuesta también es negativa, porque afortunadamente hay compañeros que insisten es ser mediocres en sus actividades, que son impuntuales, irresponsables… No son rivales para mí.

Les pido a mis lectores que no se alteren. El presente es un ejercicio de reflexión y no las memorias de un modesto pedante (o de un pedante modesto, como quiera Ud. calificarme)

A lo que quiero llegar es que en la vida diaria se nos ha olvidado que el competir busca el hacer brillar el talento innato, las habilidades desarrolladas y los conocimientos que hemos adquiridos en cada día de nuestra vida.

El competir es mejorarse y renovarse hasta que puedas presentar la mejor versión de ti a tu rival, y así mismo reconocer que tu rival está presentando la mejor versión de él para competir contra ti. Y ya en la competencia, quien sea el ganador lo será de forma justa, y el vencido tendrá el gran sabor de boca de haberse superado, dar lo mejor de sí y haber sido vencido por alguien que dio más de sí.

Por lo tanto, también me permito concluir que cuando te dispones a competir debes iniciar por competir contigo mismo, las veces que sean necesarias, hasta que llegues al punto en que los demás reconocerán tu superioridad sin ni siquiera haber iniciado la competencia.

Con toda esta reflexión, me queda cada vez más claro que en nuestra realidad nos olvidamos de competir excusándonos en factores externos: el gobierno, la economía, la política, la contaminación, los fenómenos naturales…

Lo peor y lo más grave es que cuando otra parte demuestra superioridad tendemos a desacreditar antes de reconocer lo que el otro está haciendo bien y con ello estimularnos a hacer mejor las cosas para y por uno mismo.

Ahora bien, en este momento me queda claro que estoy en medio de una competencia. Es absurdo pensar de otra forma. Al contrario, me agrada que sea así.

Al equipo de trabajo al cual pertenezco les pido que día a día demos lo mejor de nosotros, y que cada día mejoremos nuestro trabajo y que nos desarrollemos según nuestras capacidades. Les he insistido en que hay que mejorarnos y renovarnos, y al momento lo hemos hecho bien.

Es muy agradable y estimulante recibir felicitaciones, saludos y mensajes de personas y personalidades muy queridas por cada uno de nosotros. Fue realmente una sorpresa para mí que el Doctor García nos haya enviado un saludo a La Taberna.

Les aseguro que estoy buscando que este proyecto mejore cada vez más de lo que fue hace una semana, hace un mes… Y si somos mejores que antes, me queda claro que Uds., Los Taberneros, lo agradecerán.

Me despido no sin antes esperar que podamos disfrutar de unas verdaderas competencias en los juegos de vuelta de la Liguilla.

Y por lo demás no se preocupen, yo me ocuparé de los otros competidores.

@luisfilo8

05May
La TabernaLos Once PasosLos Once PasosSecciones

Los Once Pasos (…ni uno más) – La Confianza

  Los Once Pasos (…ni uno más) La Confianza. “Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro.” -Cicerón   En esta semana tuvimos la oportunidad de ver dos juegos con el fútbol de...

FOLLOW @ INSTAGRAM