Category: Qué fue de

Futbol InternacionalQué fue deSecciones

¿Que fue de…Jorge “El Mágico” González?

 


“Reconozco que no soy un santo, que me gusta la noche y que las ganas de juerga no me las quita ni mi madre. Sé que soy un irresponsable y un mal profesional, y puede que esté desaprovechando la oportunidad de mi vida. Lo sé, pero tengo una tontería en el coco: no me gusta tomarme el fútbol como un trabajo. Si lo hiciera no sería yo. Sólo juego por divertirme”. – Jorge “Mágico” González


El “Mágico” González. Jorge Alberto González Barillas, también conocido como “Mágico” González, nació un 13 de marzo de 1958 en la ciudad de San Salvador, El Salvador. Su infancia fue difícil, pues él con siete u ocho años, tuvo que irse a vivir con su abuela a una casucha con suelo de tierra. Sus padres no tenían cómo dar de comer a tantos niños ( el era el menor de 8 hermanos) y lo mandaron con “la yaya”. Para muchos el “Mágico” González fue un genio futbolístico, un crack con el balón en los pies al que la indisciplina y el amor a la vida nocturna lo privaron de jugar en los mejores clubes del mundo. Fue el periodista Rosalio Hernández, de su país natal, quien le puso el mote de “Mago”, pues sus regates imposibles, sus bruscos recortes y sus arrancadas en seco cautivaban a los aficionados en El Salvador.

El “Mágico” comenzó su carrera como futbolista en su país natal,  a los 16 años de edad en las filas del ANTEL, donde estuvo un par de temporadas para posteriormente ser transferido al Club Deportivo Independiente de San Vicente por una temporada tras una compra colectiva de jugadores. Para la siguiente temporada, en 1977, fichó con el club deportivo FAS de Santa Ana, de la primera división de su país, donde militó por 5 años y logró conquistar tres títulos de liga.

Fue parte del plantel salvadoreño que acudió al Mundial de España en 1982, que dicho sea de paso, acudieron a la justa mundialista en gran parte al derroche de talento mostrado por el “Mago”, en ese entonces de 24 años de edad. En aquella Copa del Mundo, fueron parte del grupo del grupo 3, donde enfrentaron a Bélgica, Argentina y Hungría, regresando a casa después de los tres primeros partidos, donde perdieron todos con un saldo de 1 gol a favor y 13 en contra, incluyendo la máxima goleada en la historia de los mundiales, 10-1 contra la poderosa escuadra húngara.

A pesar de la penosa exhibición del cuadro Salvadoreño en esta justa mundialista, para los ojos de los visores de España y de Europa no pasa desapercibido el fútbol desplegado por Jorge González, quien los cautivó con su estilo de juego. Cuenta la historia que después del mundial todo estaba listo para que el “Mágico” fichara con el Paris Saint Germain francés, pero el equipo galo, sufrió las informalidades de González, pues al estar a punto del cierre de su fichaje, el “mágico” señaló que era demasiado compromiso para él, por lo que decidió simplemente no presentarse a la firma del contrato, dejando plantado al club galo.

Posterior a esto, el humilde Cádiz español, quien recientemente había descendido a la segunda división española fue quien logró hacerse de los servicios de Jorge, fijando su traspaso en 7 millones de pesetas el primer año y si quería ser retenido más tiempo en la escuadra española, ésta tenía que desembolsar 12 millones de pesetas más al precio, y ahí comenzó la historia europea del “Mágico”. Su debut en España con la camiseta del Cádiz fue a finales de agosto de 1982, (pocos días antes de disputar su primer torneo Carranza), durante un amistoso veraniego en Trebujena.

De aquel partido surgió una anécdota contada por uno de los primeros rivales del “Mágico” en tierras españolas a nivel de clubes, Rafael Domínguez, lateral derecho que aquel día sufrió las diabluras del “canijo de pelo negro azabache” que le tocó cubrir: “Fui el primer defensa que lo tuvo delante. Jugaba arriba, recargado a la izquierda aunque era diestro. Perdimos ocho o nueve a uno, no recuerdo bien, y yo no vi la pelota en todo el partido. Se me iba siempre que me encaraba y lo único que hacía era correr detrás de él. Me pregunté: ‘¿Pero quién coño es este tío?’ Luego, cuando meses después vi por televisión hacerle lo mismo a los mejores defensas de España, me di cuenta de que yo no era tan malo y sí que él era muy bueno”.

En aquellas fechas, el entrenador del conjunto de Cádiz era el yugoslavo Dragoljub Milosevic, quien no quería que sus jugadores comieran demasiado ni que tomaran alcohol, por lo que mandó a Vidal (el segundo técnico del equipo) a que vigilara a sus chicos. Rafael y Jorge quienes se habían enfrentado en el campo horas antes, coincidieron en la misma mesa uno frente a otro. Nada más comenzando el festín, “El Mago”, (que sabía que Vidal no le quitaba ojo de encima), le preguntó:

– ¿Tú qué estás bebiendo, amigo?

– Coca-cola- respondió Rafael.

– No, tú bebes tinto.

– ¿Cómo? No, yo estoy bebiendo Coca-cola.

– Ya, pero a partir de ahora pide tinto. Así, tú te bebes mi Coca-cola y yo me bebo tu tinto.

Y así comenzó una historia llena de anécdotas del “Mágico” González en su nuevo club. Jorge no tardó para nada en ganarse a la afición española, su juego efectivo y la espectacularidad de los goles que gestaba hicieron click de forma por demás rápida con la tribuna. Y es que solo por su gran fútbol, fue que le fueron permitidas numerosas indisciplinas en el club; “Mágico” vivió cómo y cuándo quiso en tierras españolas, sobre todo por las noches, lo que ocasionaba mil y un dolores de cabeza sus entrenadores, quienes intentaban castigarlo una y otra vez, su fama de fiestero era extendida, pero los dirigentes deportivos y la afición en general no hacían mayor revuelo por los buenos resultados en el campo de juego.

Entre los castigos que le fueron impuestos al “mágico” por sus constantes indisciplinas fueron altas multas económicas, sanciones como la no convocatoria o la no titularidad en partidos posteriores a sus juergas las cuales finalizaban a altas horas de la madrugada, lo cual implicaba que la afición del Estadio Ramón de Carranza protestara insistentemente pues se había convertido en ídolo de los seguidores del club. Durante las mañanas el “mágico” González dormía a rienda suelta, entrenaba sólo lo necesario, pues la magia le salía por los poros y no necesitaba matarse a correr por las playas, hacer pesas en un gimnasio o cuidar su alimentación.

“En las pretemporadas, cuando nos hacían correr por la arena, mientras nosotros íbamos a un 80% él era capaz de ir de espaldas y hablándonos. Tenía una extraordinaria condición física innata que le permitía no trabajarse”, cuenta el argentino Hugo Vaca, quien formó parte del plantel del Cádiz al lado del salvadoreño. Mientras tanto, Pepe Mejías, otro compañero de González en el club señalaba:

“Yo tenía llaves de su casa. Al principio, iba cada mañana a despertarlo para que no llegara tarde a los entrenamientos. El tío vivía de noche y dormía de día. Siempre tuvo el horario cambiado. Llegaba tarde a los entrenamientos, otras veces no se presentaba… Pero se le consentía todo porque el día del partido te resolvía la papeleta. La afición lo adoraba y tanto el club como los entrenadores tenían que tragar. No quedaba otra”.

Durante el primer año en Cádiz, el del ascenso a Primera, González firmó un total de 15 goles en 33 partidos y a su equipo lo llamaron “el matagigantes” porque en su estadio derrotó al Barcelona, al Real Madrid, al Sevilla, al Atlético o a la Real Sociedad. Al año siguiente, Mágico anotó 14 goles en 31 encuentros. Pero su vida nocturna comenzó a traerle problemas deportivos y su rendimiento cayó en picada al tercer año. En la temporada 84/85 sólo jugó 11 partidos y metió un solo gol.

Otra de las anécdotas interesantes en la vida del “mágico” González, es que formando parte del Cádiz, en el verano de 1984, participó en una gira con el Barcelona en los Estados Unidos, en ese entonces dirigido por César Luis Menotti, quien contaba en sus filas nada más y nada menos que con el astro argentino Diego Armando Maradona, con quien en los partidos realizados en Norteamérica se asoció, logrando anotar un par de goles y mostrando ese talento innato para jugar al fútbol que maravillaba a todo aquel que lo miraba. Cuando a Maradona se le preguntó por aquellas épocas si se consideraba el mejor jugador del mundo, tajantemente respondió a los medios de comunicación:

“El mejor jugador del mundo no soy yo, es un loco de El Salvador que juega en el Cádiz de España y le llaman el “Mágico” González. Tuve la suerte de jugar con él en el Barcelona, el enganche que le “pegaba” a los rivales era único, porque si alguien quería imitar al “mágico” no podía, nosotros queríamos hacerlo en el entrenamiento, “¿Viste el gol que hizo el mágico?”, “¿Viste el enganche que hizo el mágico?”, y queríamos tirar el enganche y casi nos desgarrábamos todos”, afirmaba el Diego en la entrevista.

Todo estaba listo para la firma del “Mágico” con el Barza, pero casualidades de la vida lo impidieron. Una noche en el hotel donde se hospedaban, Diego Armando Maradona, el Pelusa, activó una alarma de incendios. La alerta obligó a la evacuación de todas las personas en el recinto, excepto de dos: Jorge “Mágico” González y la mujer con quien tenía sexo en ese instante en la habitación donde debía estar concentrado. Debido a este incidente, Menotti, quien ya estaba decidido a fichar al salvadoreño, se la pensó dos veces y terminó echándose para atrás, por lo cual el “Mágico” retornó al Cádiz al terminar la gira por Estados unidos, para posteriormente militar por una sola temporada en el Valladolid.

Pero ni el cambio de club logró generar un cambio en el estilo de vida de Jorge, tan es así que los directivos del Valladolid tuvieron que ponerle a cargo a un empleado a su lado quien lo llevaba a los entrenamientos y lo vigilaba por las noches, pero ni eso logró frenar el ímpetu fiestero del salvadoreño, quien continuó con su ritmo de vida nocturno, lo que ocasionó que solo jugase una temporada con el club. Después de su fugaz paso por el Valladolid, el “Mágico” retornó nuevamente al Cádiz español, en donde disputó cinco temporadas más, siendo hasta hoy, en la historia del club, el máximo ídolo, venerado incluso por generaciones que jamás lo vieron jugar.

De regreso en su natal El Salvador, el “Mágico” González se enroló nuevamente con el FAS de su país, obteniendo dos campeonatos más de liga, y retirándose finalmente a los 42 años de edad en el año 2000, siendo en este año donde fue llamado por última vez a una convocatoria para vestir la camiseta de su selección. Uno de los goles más recordados de este genio futbolístico fue el que le hizo al Racing de Santander en un partido de liga en el año de 1986. “Mágico” recibe el balón en tres cuartos de cancha, se quita a cuanto rival se le cruza en el camino sin que nadie pueda detenerlo, y justamente al llegar a la media luna del área, mira de reojo al meta rival y lo ve adelantado, situación que ocupó para dibujar una verdadera obra de arte, pues en lugar de buscar perforar la portería rival con un potente disparo, realiza una “vaselina” la cual acaricia el travesaño antes de incrustarse al fondo del marco, desatando la locura en las gradas.

Joaquín Hernández “Kiki” fotoperiodista narra que ese día miró al mago salir al campo, al hacerlo recoge una pluma de una paloma que se encontraba postrada sobre el césped, al momento le pregunta: “Mágico”, ¿Qué vas a hacer con eso?, a lo que el salvadoreño solo lo mira, sonríe, le da un beso a la pluma y se la guarda dentro de una de sus medias, posteriormente realiza esa genialidad, se ve que la pluma le trajo suerte”, comentó.

¿QUE FUE DE ÉL?

Tras su retiro como futbolista profesional, fue segundo entrenador del Houston Dynamo de los Estados Unidos, en la MLS, trabajaba como taxista en sus tiempos libres, en noviembre de 2011, fue incorporado como asistente técnico de la selección salvadoreña por invitación del director técnico Rubén Israel, justo al cierre de la segunda ronda de la clasificación de CONCACAF para la Copa Mundial de Fútbol de 2014.

Además, el 22 de abril de 2013 fue elegido junto a otras diez personalidades para formar parte del Salón de la Fama del Fútbol de la ciudad de Pachuca. En la actualidad, Jorge González, de 60 años de edad vive en su país natal, se pasa las horas tumbado en su hamaca degustando deliciosas nieves de limón, mirando televisión y recordando los pasajes de su vida como futbolista. Los fines de semana sale con sus amigos recordando sus tiempos como futbolista en Cadiz, despierto de noche y durmiendo de día.

Colabora con la federación salvadoreña en la búsqueda de talentos y es la imagen de varias marcas. El dinero que eso le aporta es lo que actualmente le da para vivir. En enero de este año (2018) el actual presidente del Cádiz viajó hasta El Salvador para charlar con el “Mágico” González, invitándolo a trabajar para el club y ayudar en las escuelas de futbol de niños, así como realizarle un homenaje por su trayectoria deportiva en la institución.

El salvadoreño tiene un sueño: volver a Cádiz,volver a caminar por sus calles como un desconocido, jugar un partidito en el Carranza junto a sus antiguos compañeros y pasear por la playa de La Caleta antes de comerse una ración de pescadito frito. Quizás ya lo ha hecho y nadie se ha enterado. Así se forjan las leyendas.

06Mar
Copa MéxicoFutbol NacionalLiga MXQué fue deSeccionesSelección Mexicana

¿Que fue de…Nicolás Navarro?

Hablar del Necaxa es hablar de jugadores como Alex Aguinaga, Ivo Basay, “El caballero rayo” Eduardo Vilches, Salvador Cabrera, Nacho Ambriz, Sergio “El ratón Zárate”, y claro, de Nicolas...

25Feb
Qué fue de

¿Qué fue de… Deco; el motor portugués?

Deco, brasileño de nacimiento pero portugués por adopción fue un centrocampista que debutó en los 90’s y fue figura del Barcelona de Frank Frank Rijkaard compartiendo vestidor con Ronaldinho,...

07Dic
Qué fue deSeccionesUncategorized

¿Qué fue de… Michael Owen?

Una de las mayores promesas del fútbol inglés, que no terminó por alcanzar el lugar que le correspondía en la historia del balompié internacional, fue sin duda Michael Owen, el ‘Golden Boy’....

23Oct
Qué fue deSecciones

¿Qué fue de… Adriano?

A lo largo de la historia del deporte más hermoso del mundo, hemos visto desfilar un sinfín de delanteros con diferentes características. Los talentosos, los killers, los veloces, los suertudos; sin...

29Mar
Qué fue deSeccionesUncategorized

¿Qué fue de… Rui Costa?

En el fútbol actual, se dice que ya no queda lugar para los talentosos enganches, que los número 10 están extintos. Darnos cuenta que un jugador emblemático de esta posición, como Rui Costa, se...

15Oct
Qué fue deSecciones

¿Qué fue de… Álvaro Recoba?

Hay jugadores con un talento extraordinario, por encima del promedio, ese talento innato que se les nota en los botines con sólo tocar un balón; sin embargo, muchas veces el fútbol y la vida por...

13May
Futbol InternacionalQué fue deSecciones

¿Qué fue de… Alessandro Costacurta?

Una de las mejores defensas de todos los tiempos en el futbol fue la del Milán de los 90. Conformada por Franco Baresi, Maldini, Tasotti y el hombre del que hablaremos hoy: Alessandro Costacurta. Hoy a...

08May
Qué fue deSecciones

¿Qué fue de… Jens Lehmann?

Para estrenar esta sección comenzamos con un guardameta, Jens Lehmann, portero del Arsenal y de la selección alemana. Un tipo al que el éxito le llegó un poco ya mayor. Datos generales. Nombre...

FOLLOW @ INSTAGRAM