Category: Tecnología

Espacio ArcadeRincón GeekTecnologíaVideojuegos

¡Adiós Kinect! … ¿Hola RV?

Es oficial, el Kinect ha pasado a mejor vida, pues Microsoft ha anunciado que lo dejara de producir, llegando a su fin uno de los accesorios periféricos para consolas que se puede considerar histórico. Y es que nunca pudo lograr adaptarse en el gusto de los ‘gamers’, en parte por las pocas opciones de juegos compatibles con el dispositivo, pues desde su nacimiento, fue muy poco el desarrollo que se le dio a esta tecnología en las oficinas de Microsoft.

Cabe recordar que en el año 2010 y en plena efervescencia en el mercado con la Nintendo Wii, las otras dos grandes empresas del mundo de los videojuegos quisieron responder a su manera, pero tomando como referencia a los de Kyoto. Es entonces que Sony respondió a su competencia con el PlayStation Move, mientras que Microsoft intentó responder con el Kinect.

El Kinect, apareció en un inicio como un accesorio para la Xbox 360 que permitía al usuario interactuar con la consola gracias al uso de gestos y comandos de voz, mismos que el Kinect se encargaba de captar. En principio parecía tener cierta aceptación por parte del público y más siendo obligado en ciertos juegos como “Just Dance”, un título interesante que de a poco se comenzó a abrirse espacio. Más tarde, el Kinect incluso vio llegar una versión propia para la Xbox One que levantó chispas en su lanzamiento.

Embed from Getty Images

Sin embargo, lo que inicio bien de a poco se fue diluyendo, el Kinect se quedó en la promesa que jamás llego a ser. Y es que tras siete años en el mercado, casi todos pasados con más pena que gloria, su creador, Alex Kipman, ha confirmado el cese de la producción del dispositivo, aunque seguirán ofreciendo soporte por medio de actualizaciones.

Con unas ventas totales desde su inicio, de 35 millones de unidades, los desarrolladores nunca se han sentido atraídos por las posibilidades que sobre el papel ofrecía Kinect. Al final, termino siendo relegado al papel de ser un simple accesorio para juegos infantiles en su mayoría, pues su uso en otras propuestas de juegos, no pasaron de ser decepcionantes o meramente anecdóticas (Kinect escuchaba nuestra voz en FIFA y nos aleccionaba ante cualquier palabra malsonante).

Embed from Getty Images

Y es que los desarrolladores, no se cansaron de cometer error tras error, como el aplicar una pésima política de lanzamiento en la siguiente generación de consolas, pues para adquirir un Xbox One debías hacerlo en paquete junto con el Kinect, esto hacía que compitiendo con la PS4 tuviera un sobrecoste de 100 euros/dólares sobre el precio de la consola de Sony. El siguiente pasó y reconociendo su error, hizo que Microsoft lo vendiera nuevamente por separado con opción a integrarlo en paquete.

No obstante, se debe reconocer que no todo fue malo con el Kinect, pues ha tenido usos experimentales fuera del circuito comercial y así hemos visto como ha ayudado con su uso dentro del campo medicinal o como permitía colaborar con la traducción en la lengua de signos gracias a la capacidad para reconocer gestos, sin mencionar que hay aplicaciones fuera del mercado de Microsoft que lo usan como una cámara web adaptada.

Es una pena que este accesorio se despide sin explotar su verdadero potencial, hecho a un lado en un mercado que apuesta por la Realidad Aumentada y en donde parece que Microsoft tiene grandes esperanzas como demuestra el desarrollo del proyecto Microsoft Mixed Reality, entendiendo que el próximo paso para las nuevas generaciones de juegos y consolas, será precisamente bajo este campo que de a poco ha ido perfeccionándose. Descanse en paz el Kinect.

Embed from Getty Images

FOLLOW @ INSTAGRAM