HistoriaSecciones

El peor “oso” de la historia

El 15 de mayo de 1974 Atlético de Madrid y Bayern de Múnich jugaban en el antiguo Hesysel de Bruselas la final de la Copa de Europa. El todopoderoso Bayern de Múnich campeón de las últimas tres ligas alemanas se enfrentaba en su intento por conseguir la ansiada primera Copa de Europa al Atlético de Madrid, primerizo en estos juegos. Tanto en uno como en otro conjuntos, nóminas de excelentes jugadores Maier, Beckenbauer, MüllerUli Hoeness o Paul Breitner encabezaban un equipo teutón fuerte y compacto que debía de enfrentarse con otro no menos sólido pero lleno de imaginación con figuras de la talla de Luis Aragonés, Gárate, Jabo Irureta o Ufarte.

Ambos habían convencido en su trayectoria hasta la final, destacando en especial el Atlético de Madrid que con Miguel Reina (Padre de Pepe Reina) y una excelente defensa habían conseguido acabar imbatidos en los cuartos de final ante el Estrella Roja y las semifinales ante un histórico como el Celtic de Glasgow. Un partido les separaba a ambos del sueño.

Parecía que sería el Atlético de Madrid a quien le sonreiría la suerte de levantar el gran título europeo, máximo cuando Luis Aragonés había anotado de falta a seis minutos del final de la prórroga (tras haber acabado el tiempo reglamentario en empate a 0) y ya no había tiempo para nada más. Por fin, un equipo español distinto del Real Madrid lograría coronarse campeón de Europa.

Parecía que la gloria quedaba en poder de la escuadra española. Sin embargo, a segundos del final, ocurrió lo inconcebible: aún con la pelota en juego, Reina se quitó los guantes, abandonó su lugar y se los regaló a un fotógrafo que se encontraba detrás del arco. El inadmisible descuido fue aprovechado por el defensor alemán Georg Schwarzembeck quien, al notar que la meta estaba libre, efectuó un violento disparo de zurda desde treinta metros que llegó hasta las redes sin oposición.
Es difícil saber si aquello pasó y si pasó se agrandó y magnificó más de la cuenta. Los personajes en cuestión ni lo confirman ni lo desmienten, pero lo que está claro es que en aquel fatídico minuto el Atlético perdió una final que dos días más tarde en el partido de desempate acabaría por entregar con un contundente derrota por 4-0.

Mi sueño era ser periodista deportivo pero el destino quiso que fuera el mejor programador del mundo. Mis idolos: Kaká, Shevchenko y Miroslav Klose.

  • Super Empujo

    Baia baia…Con que los ridículos entonces ya son de familia? :v

  • Chaco

    Ya había escuchado esa historia y también la confirmaban como real, en fin el Atletico siempre sera así pequeñito y desafortunado.

    • Jesús de Nazaret

      Baia baia

  • Fercho

    A que salitrosos esos colchoneros…

    • Super Empujo

      Paso el Cruz Azul y se cago de risa.

  • Ernesto

    No cabe duda que los Reina ven todo como un chiste.

    • Super Empujo

      No son ellos un chiste?

  • El Atlético cagándola desde tiempos en blanco y negro…

FOLLOW @ INSTAGRAM