ColumnasEl casillero del 10Secciones

El Casillero del 10: El último Punk


El último Punk.

“Si el placer es un pecado……bienvenidos al infierno”

FLEMA- Banda punk argentina

**Se recomienda leer este articulo escuchando el playlist del final

Hablar de la figura de Paul Gascoingne es hablar del último gran genio del fútbol inglés, que ha estado falto de genialidad y sobre todo de talento desee hace mucho tiempo, ni la generación de los “Ferggie Boys” quienes tuvieron en David Beckham a su estandarte, ni la época de Gerrard y Terry, tuvo un jugador tan genial como “Gazza”, el más cercano tal vez haya sido Wayne Roonney, pero varios ecalones por debajo de Gascoingne.

Embed from Getty Images

Gazza pertenece a la última oleada de “nihilistas”  ingleses, que no sólo era irreverente en el campo sino fuera de él, un jugador atípico para el fútbol inglés y mundial, dueño de una gambeta insuperable (al más puro estilo sudamericano) se podía quitar a 5 rivales de encima con tal facilidad, una visión de campo privilegiada y una pegada exquisita, todo esto teniendo una complexión un poco atlética y algo regordeta pero era 1.75m de pura explosividad, así lo hicieron valer muchos goles con los diferentes equipos donde militó y sobre todo con el equipo de la rosa.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

La figura de Gazza se a semeja a un pequeño barco de papel que arde con facílidad. Fuera su hábitat natural el terreno de juego, se sintió indefenso. Ni las mujeres ni el dinero le bastaron.

La generación actual tal vez no tiene en la memoria a Paul John Gascoigne como un jugador de élite, sino más bien como un exfutbolista acabado y en la miseria, pero Pero conviene recordar al aficionado futbolero, especialmente a aquellos que no pudieron disfrutarlo en los 80 y los 90, que se trata de una auténtica leyenda del futbol inglés y mundial, quien además de meterse en líos constantemente derrochó talento por las canchas que le hicieron uno de los jugadores más aclamados de las aficiones para los que jugó.

Embed from Getty Images

Gazza era el rey, el mejor jugador de su generación. Poco o nada podría esperarse de un joven niño con transtorno obesivo, que creció siendo testigo de la muerte de uno de sus mejores amigos y que perdió a su padre por una embolia cerebral en una familia de clase baja trabajadora. Pero él solo quería brillar en el fútbol.

Embed from Getty Images

 Paul Gascoigne, se convirtió en  un ser divino, Una figura demencial, de esos pocos futbolistas capaces de hacer magia con los píes. Divinidad que mutiló sus alas y se clavó a su propia cruz, de donde hoy en vano intenta escapar. Un tipo al que el éxito le supo poco. Tomó en cambio una vía hacia la autodestrucción, conduciendo vertiginosamente hasta chocar y no poder más

Embed from Getty Images

“Una vez dije que el coeficiente intelectual de ‘Gazza’ era menor al del número de su camiseta y él me preguntó: ‘¿Qué es el Coeficiente Intelectual?’”.

  • George Best, Fútbolista galés, sobre Paul Gascoine.

Visoreado por varios equipos, fue el New Castle United quien finalmente se hizo con el niño de tan solo 13 años en 1980, estando en las filas de las urracas mostró a toda Inglaterra el fútbol que traía bajo sus pies. Fue elegido “El Fubolista Joven del Año” por la asociación de futbolistas en 1988 y pronto mostró su sello de identidad. Era como dicen los ingleses un box to box en el sentido más completo: tremendo poderío físico, muy seguro en defensa y una conducción y llegada formidables. 

Embed from Getty Images

Fue parte de tal vez del último gran equipo inglés, el del mundial de Italia 90 donde demostró su calidad, recordado por la afición inglesa por la magnifica jugada que realizó para que Gary Lineker consiguiera el gol que eliminaba a los Leones Indomables de Camerún en cuartos y su llanto por la posible perdida de la final por una amarilla acumulada en las semis ante Alemania, que a la postre sería el campeón. Gascoingne fue elegido en el XI ideal del Mundial Italiano.

Embed from Getty Images

Sus mejores años los hizo con en el Tottenham Hotspurs, con ellos conquistó la F.A. Cup de la temporada 1990-1991, pero una lesión al querer detener a un rival le causó una rotura de ligamento cruzado anterior en la final ante el Nottingham Forrest. Esta lesión le traería un problema crucial en su vida, la bebida.

Embed from Getty Images

“Y volvere a ver el cielo y tu estarás 10 metros vajo el cielo”- letra de bajo el suelo de Boikot

 Para le Eruo 96, torneo que Inglaterra era anfitrión y favorito para ganarla, anotaria lo que para muchos fue el mejor gol vistiendo la camiseta nacional, frente a Escocia donde se llevó a rivales y en el área chica hizo un “sombrerito” al defensa para finalmente anotar el 1-0 definitivo, en esa copa se enfrentaron de nuevo a Alemania, con los cuales volvieron a caer en tanda de penales.

Embed from Getty Images

Su carrera con la selección terminó en 1998 cuando unas fotos se hicieron públicas de Gazza en estado de ebriedad, lo que le cerró las puertas para la selección de la rosa, que estaba por disputar el mundial de Francia.

Embed from Getty Images

Siempre fue una delicada pieza de fino cristal que en cualquier momento se quebraría, sin importar cuantas botellas consumiese. Frágil, solo era feliz jugando en los jardines de sus templos favoritos, fuese en White Heart Lane, Wembley, Olímpico de Roma o cualquier otro.

Embed from Getty Images

Dentro de las anécdotas que dejaban de ver la rebeldía que se le adjudica a Gascoigne lo podemos palpar en los testimonios de sus excompañeros, cuenta  en una entrevista Gustavo Lombardi, ex compañero de Gazza en el Boro, que no le gustaba calentar  y que lo que hacia era quedarse en el vestuario mientras el resto del equipo calentaba, y tomarse una taza de café y un cigarro, y que lo hacia hasta en el medio tiempo, entraba al campo como si nada.

Embed from Getty Images
Embed from Getty Images

Paul era el terror de los rivales que hacían de todo para detenerlo, es bien conocida la anécdota cuando enfrentó de rival a Vinnie Jones, al no poderlo contener y desúes de que Gascoigne le hizo un túnel, harto de no poder con el jugador, Jones le apretó las joyas de la familia, tan fuerte que el mismo Gazza pensó que lo había lastimado de gravedad.

Embed from Getty Images

En la bebida encontró a su Nancy que le arrebató el amor a la redonda y rompió con todo para volverlo no por lo que es, incapaz de atravesar su propia y claustrofóbica unidimensionalidad. Se enfrentó a una soledad absurda cuando entraba a un estadio repleto. Era como ver a un Sid Vicius totalmente perdido en las drogas, cantando “My way”.

 “Cómo me definiría a mí mismo? Pues no sé. Posiblemente diría que soy lo máximo, con X mayúscula”. -Gascoigne

 “La cerveza, el chocolate y las mujeres” (cuando le preguntaron a Gazza por sus grandes virtudes).

Gascoigne tuvo pasos por otros equipos como el S.S.Lazio con un traspaso por 8.5 millones de libras y luego vinieron Middlesbrough, Everton, una breve etapa en China y la retirada en el Boston United fue anecdótico. A Paul se le murió el fútbol en 1998 ya que tras no ser convocado por el entrenador Glenn Hoddle fue una estocada dura de la cual nunca se recuperó, pese a esto su fútbol fue un regalo que deberíamos recordar más a menudo. Como una canción de punk, rápida y honesta, así fue su fútbol. Gracias, Gascoigne.

PD. Dentro de las singularidades de Gazza tambien incursionó en el mundo de la música (lamentablemente), les dejo lo mejorsito –y es decir muuuucho- de su fugaz paso por ella.

 

Playlist.

Comentarios

Arquitecto de profesión. La música es mi vida y el fútbol mi pasión El mundo es como lo decia Mies Van Der Rohe....More Is Less.... ¿O cómo era? Miembro de la mesa directiva de La Taberna Group LTD. y también le hago a que le sé a la música metalera los sábados a las 6pm.

FOLLOW @ INSTAGRAM