Hablar del Necaxa es hablar de jugadores como Alex Aguinaga, Ivo Basay, “El caballero rayo” Eduardo Vilches, Salvador Cabrera, Nacho Ambriz, Sergio “El ratón Zárate”, y claro, de Nicolas Navárro, el emblemático arquero que fue una de las piezas clave en el esquema necaxista de la década de los 90’s; ese Necaxa que forjó una época dorada en el fútbol mexicano. Navárro, actualmente de 54 años de edad, fue un guardameta mexicano canterano de los rayos del Necaxa, disputó un total de 522 partidos, tanto en primera división como con selección nacional, 449 de ellos vistiendo la casaca de los rayos.

Debutó en el lejano año de 1983, un 12 de noviembre en un partido en el que los rayos de Necaxa cayeron de visita contra Oaxtepec por un marcador de dos goles a cero, comenzando así su legado como guardameta. No fue sino hasta 1985, tras la salida de Adrián Chávez del club necaxista, que ‘Nico’ Navarro se adueñó de la titularidad rojiblanca para no soltarla durante muchos años, siendo pieza fundamental en la obtención de dos títulos con el club, en la temporada 1994-95 y 1995-96.

Fue factor clave en la final de la temporada 94-95 en el Estadio Azteca; en el primer partido salva un autogol del “Picas” Becerril, quien “rebana” el balón y obliga a Navarro a esforzarse al máximo para evitar la caída de su marco arriesgando el físico al impactarse con el poste, resultando ese partido a la postre con empate a un gol, y posteriormente en el partido de vuelta, con un atajadón a mano cambiada a una vaselina, (que aplaudiría cualquier portero de clase mundial), le robó un gol cantado al Grandote de Cerro Azul Carlos Hermosillo, que pudo significar el empate en el marcador, en esos momentos en los cuales la máquina cementera buscaba afanosamente el empate, manteniendo así  la ventaja, que a la postre se incrementaría con un gol del Chileno Ivo Basay, obteniendo de esta forma, el primer campeonato de liga en la era profesional del club .

Para el torneo de invierno 97, Navarro deja las filas necaxistas para enrolarse con el Cruz Azul, militando por un año, siendo campeón en su primera temporada con la máquina cementera, participando en pocos encuentros, pues su rol se definió como segundo portero, perdiendo el puesto titular con Óscar “El conejo” Pérez; cabe señalar que ese título es el último de liga obtenido por esta institución hasta la fecha.

Después de haber militado en el Cruz Azul, cambió de aires, siendo su nuevo hogar la bella airosa, enrolándose con el Pachuca, equipo con el cual disputó 23 partidos a lo largo de dos torneos cortos, siendo su primer torneo el más productivo en cuanto a actuaciones, con 16 partidos, mientras que para el segundo torneo solo disputó un total de 7 encuentros.

Todo parecía indicar que sería el fin de la carrera deportiva de ‘Nico’ Navarro, pues anunciaba su retiro después de su participación con los tuzos, dejando de participar en el fútbol profesional por casi dos años, pero como en sus inicios, el Necaxa tocó su puerta y regresó al club de sus amores para el torneo de invierno de 2001, siendo nuevamente portero titular del club en la mayoría de los encuentros hasta la temporada clausura 2003, pues en el apertura del mismo año no tuvo ningún minuto de actividad, anunciando su retiro definitivo al término de ese torneo a la edad de 39 años.

Cabe señalar que este ex arquero, ostenta aun el récord de imbatibilidad al inicio de un torneo (tanto largos como cortos), sumando 669 minutos sin recibir gol mientras militaba con los rayos del Necaxa, en el periodo de tiempo comprendido del 24 de septiembre al 15 de noviembre de 1989, el cual no pudo ser roto por Gibrán Lajud, guardameta de los Xolos de Tijuana, quien dejó su registro en 516 minutos.

De igual forma durante mucho tiempo ostentó el récord de imbatibilidad del fútbol mexicano con 733 minutos sin ser vulnerada su meta, siendo años después rota esta marca por Alan Cruz, en ese entonces portero de los Tecos de la UAG, quien sumó un total de 736 minutos sin recibir anotación; posteriormente esta marca fue nuevamente rota, ahora por Hernán Cristante, quien militaba en los Diablos Rojos del Toluca, con un total de 772 minutos sin recibir gol, racha que hasta el momento continúa sin ser alcanzada.

¿Que fue de el?

Después de colgar los guantes de manera profesional, Nico siguió activo en el fútbol mexicano, fungiendo como auxiliar técnico y entrenador de porteros en el Necaxa en el 2004, posteriormente como entrenador de porteros con la máquina cementera de la Cruz Azul en el año 2006, con Monterrey en el 2009-2010, y con la selección mexicana como entrenador de porteros en el periodo del 2010 al 2013, cabe resaltar que fue el entrenador de los porteros que participaron con la selección mexicana que disputó los Juegos Olímpicos del 2012, en el cual México obtuvo la medalla de oro al derrotar a la Selección de Brasil por marcador de dos goles a cero, siendo para muchos el título más importante a nivel selección que México ha ganado.

Actualmente a sus 54 años de edad ejerce como entrenador de porteros del Club Santos Laguna y participa de forma esporádica en partidos de homenajes donde es invitado.

-Autor: Julio Renegades.

Comentarios

Si estas interesado en enviar una colaboración no dudes en ponerte en contacto. Saca a ese autor que llevas dentro, nosotros estaremos encantados de publicar tu nota. PD. No money, solo atún + crackets

FOLLOW @ INSTAGRAM